En Puntillas todo es posible

septiembre 16, 2009 at 6:37 pm 1 comentario

Mención en la categoría de Crítica Cultural
Certamen Universitario de Crítica e Investigación Cultural 2009

En puntillas todo es posible


Por Natalia A. Bonilla Berríos

En silencio empieza; gestos subversivos al placer. Escuchas el crepitar de llamas, la música de grillos. Ves un sinnúmero de acrobacias de individuos y de parejas que sólo apelan a la desnudez y a la seducción. Cada movimiento te invita a conocer al grupo de danza moderna, Hincapié.

De coreógrafos invitados como Viveca Vázquez, Jesús Pito Miranda, Norberto Collazo y Beatriz Irizarry, las piezas te invitan a desatender las reglas con piernas muy firmes. Te conviertes en un transeúnte atado a la acción que se desata en el escenario. Descubres junto a los bailarines, la maravilla del sexo opuesto mientras presencias el choque de pechos entre el hombre y la mujer. Quieres sumergirte en la tentación, por ello has dejado de calcular cuántas piruetas se suman a un minuto y simplemente halagas la sensación que te deja la trama: la lucha de lo prohibido.

Aplaudes sin más, a la vez que la paloma aletea y los “elegidos” por la coreógrafa y profesora del Recinto de Río Piedras, Petra Bravo, continúan la pieza arrastrándose por el suelo. En el salvajismo, claman ser escuchados y entendidos, aunque eso signifique pelear consigo mismos. Es en la simulación donde aparecen varios diálogos selectivos otorgando rabia e impotencia a las tenues luces y a la dulce melodía.

Podría la sutileza del tema, ser la causante de evocar en los bailarines una actuación primitiva que se encamina a retratar el género humano en su mayor expresión. Pero te asustas ante el cambio de dirección; las patadas se tornan bruscas y los golpes fuertes, haciéndote comprender que la coordinación es clave para mantener la resistencia.

Son diez años desafiando los dúos y experimentando con técnicas de drama al público espectador. Se celebra la representación en puntillas y tu incomodidad se desvanece y el zapateo te envuelve e instintivamente, comienzas a juntar tus pies.

Quieres entrelazarte y dar el permiso a tu compañero de asiento para elevarte con el orgullo como escudo y tu cuerpo sin demostrar fragilidad. Deseas mecerte en el columpio eterno que crean los brazos de los personajes que interactúan enfrente y el Teatro del Recinto se viste de negro justo cuando cierran las cortinas del telón.

El FBI no se escapa de los pasos y el Instituto de Cultura Puertorriqueña, se une a “Conspirando”. En la segunda muestra de la obra, el Gobierno Federal interviene. Tu identidad se pierde y quieres negarlo, pero no puedes. Nadie quiere cooperar, y por ello, tienes que asumir las consecuencias. ¿Te atreves a cumplir un término de prisión de por vida? Regresa la política con un rostro perpetuo en un álbum de fotos presentadas al fondo de la tarima. La explosión de imágenes trasciende con una voz que crece conforme pasan las dispositivas. Se critica la intrusión de aquellos que no son de la patria, y se fomenta un reconocimiento al Frente Armado de Liberación Nacional.

Llegas a confundirte con la visión de un hombre parado y de espaldas. Con pies paralizados, calvo y un ajuar blanco, quieres entender. Se habla de él, ves a sus familiares y sus amigos difuminados para la protección. Escuchas al narrador hablar de los años, como si fueran páginas en un cuaderno fáciles de obviar.

Reparas con él en cada una de las historias de sus compañeros, y comprendes que no eres ajeno a sus sentimientos. Tú también puedes terminar esclavizado como él, en plena libertad. La impotencia lo persigue, las memorias lo señalan. Estás presente en un pasado que no volverá más. Hasta el Cerro Maravilla regresa, y se cuestiona al político, al policía y a la prensa. Y antes de entrar a una batalla campal entre la ideología y la realidad, volvemos al 2009 cuando Barney acapara tu mirada. El frío se siente en el duelo entre el hombre que deberá justificar su dignidad. Sus manos encogidas y sus ojos desafiantes, sus puños cerrados y despiadados se inclinan contra el muñeco morado cuyas canciones doradas son un símbolo de la comercialización.

Te sientes afín a tus extremidades, cada paso te inyecta por diez años consecutivos la dosis de adrenalina que necesitas para sentirte vivo. Entre lo abstracto e inaudito, sin inhibiciones para decir qué es o no permitido, juegan tus dedos con la concentración. ¿Serás capaz de encontrarle sentido a la mueca que emana tu sonrisa? Al ritmo de hechizo coreográfico que hace olvidarte de que corren las manecillas del reloj. Hincapié roba tu tiempo preciado pero el asombro no te deja reprochar. El dinamismo te entretuvo, y en silencio culminó la entrega de danza moderna. En puntillas, todo es posible. Con la simpleza de un abrazo o el simulacro de un deseo reprimido, hace presencia la conspiración por no alterar el día a día que vives. Preso de la autoridad, de las reglas y últimamente, de ti mismo.

Son los cuerpos como celdas, las bocas como sellos. No piensas lo que dices, a veces disparas a matar y no te paras a reflexionar. Y como un grande sujeto en esta sociedad maltrecha por tanta criminalidad y tanta violencia, enfrentas la encrucijada de rescatar a tu especie. Recuperar el ser sensible que fuiste o alcanzar el futuro de máquinas indelebles que te es proveído. Te levantas y juntas tus palmas para celebrar la magia presenciada, cuya entrega estuvo bajo la dirección de Bravo y la poesía que generan sus pasos. Es así que sus discípulos Nelson Rivera, Ricardo Cobián, Silvia Bofill, Noemí Segarra y Anamaría Amador, entre otros, recrean con delicadeza e inteligencia, las Quintas Fiestas Coreográficas celebradas del 25 al 27 de marzo de 2009 en el Teatro del Recinto de Río Piedras.

Descarga el articulo aquí: En puntillas todo es posible

Anuncios

Entry filed under: Crítica Cultural.

¿Cuál es el objetivo de la fama?: reconocimiento, poder y consumo en Objetivo Fama Los Críticos: ¿policías de la cultura?

1 comentario Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

“[…] un mapa no para la fuga sino para el reconocimiento de la situación desde las mediaciones y los sujetos, para cambiar el lugar desde el que se formulan las preguntas, para asumir los márgenes no como tema sino como enzima.” (Jesús Martín Barbero, “Oficio de Cartógrafo”)

PROGRAMA EN ESTUDIOS INTERDISCIPLINARIOS, FACULTAD DE HUMANIDADES, RECINTO DE RIO PIEDRAS, UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO, APARTADO 23342, SAN JUAN, PUERTO RICO 00931-3342, TELÉFONO: (787) 764-0000, EXT. 7893 / 7087 mapacultural@yahoo.com gestionculturalupr@gmail.com

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: