¿Puede haber todavía creatividad en las políticas culturales?

septiembre 27, 2010 at 10:10 am Deja un comentario

¿Puede haber  todavía creatividad en las políticas culturales? Diálogo entre Néstor García Canclini, Américo Castilla y Teixeira Coelho.  Sábado 4 de septiembre; Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA).

Por: Katsí Yarí Rodríguez Velázquez

Como parte de la programación del Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires, el pasado sábado 4 de septiembre asistimos al diálogo entre Néstor García Canclini, Teixeira Coelho y Américo Castilla sobre políticas culturales. Así como resultó curioso para Teixeira Coelho hablar de políticas culturales en un festival de literatura, más curioso resulta el dialogar sobre el tema de la creatividad en las políticas culturales. Y es que, de entrada, la manera en que se plantea la interrogante parecería conducirnos a dos caminos no tan afortunados. Por un lado, parece conducirnos a la negación de tal posibilidad, aludida sutilmente en el todavía, como si llegáramos tarde a su encuentro, lo que se acentúa en la persistencia de muchos en seguir pensando a las políticas culturales como meras políticas de estado a las que se le otorgan bajos presupuestos. O, por otra parte, podría llevarnos al reconocimiento de la inexistencia de creatividad en las políticas culturales. Aunque estas lecturas puedan ser descartadas rápidamente por su aparente pesimismo, considero que su valor radica en que la creatividad en las políticas culturales implica sobre todo una revisión de lo que hemos entendido por mucho tiempo por políticas culturales. Si como nos señala García Canclini en su nuevo libro La sociedad sin relato, son tantas las maneras que tenemos hoy de narrarnos y comunicarnos, resulta más que evidente el que los modos de entender y concebir la cultura y sus prácticas necesita ser reelaborado. Es necesario contextualizar tanto lo que se define como política cultural como las formas y posibilidades de hacer política cultural.

Así, el diálogo surgido entre estos tres investigadores de la cultura, que actúan desde México, Brasil y Argentina respectivamente, incluyó interesantes temas tales como: el papel de las transformaciones tecnológicas y las redes sociales en las prácticas culturales; las propuestas de política cultural para los medios de comunicación comercial; la dinamización que los gestores jóvenes hacen de la producción cultural al no polarizar su gestión entre estado e iniciativa privada; la regionalización de las políticas culturales o el actuar desde una variedad de escalas; y el importante papel de la sociedad civil en las políticas culturales. Teixeira Coelho abrió el debate puntualizando que, desde su punto de vista, la política cultural sólo existe comparativamente. “No hay una política cultural a solas. No hay una política cultural de Brasil, de Argentina. Hay una política cultural comparada” destacó, proponiendo desde lo comparativo ubicar los espacios de innovación.

En este plano, la conversación giró en torno a los medios de comunicación y las redes digitales, reflexionando en torno al papel de las transformaciones tecnológicas en las prácticas culturales. Ante la pregunta sobre una política cultural para los medios de comunicación Teixeira Coelho afirmó que desde el punto de vista del Brasil, hoy, le parece bueno que no haya una política cultural para los medios de comunicación o las redes digitales: “El estado en Brasil en este momento está en un punto de su historia donde se puede percibir una voluntad de intervención muy fuerte en todo, en la cultura y de todas maneras.”A la intervención estatal–que puede ser la política cultural que mejor conocemos y muchos piensan ser el único modelo de política cultural que existe- Teixeira Coelho contrapone otros dos tipos de política cultural: la política cultural de coordinación y la de cooperación. Destaca a las de coordinación como las más dignas e interesantes. A pesar de que en el contexto actual afirma no apoyaría una política cultural para los medios y redes digitales en Brasil, sin embargo, sí se muestra convencido de la necesidad de tener más medios -como la televisión- que no sean de índole comercial. Y es por esto que señala una inclinación hacia una política cultural para los medios comerciales en Brasil  orientada hacia la posibilidad de lograr una dinámica entre lo que el agente cultural privado quiere llevar acabo y lo que otras instituciones como la universidad o la sociedad civil pueden proponer.

Partiendo de ese llamado a una conjunción de actores sociales diversos, pero no dispersos, otro eje importante de la conversación lo fue el papel de la sociedad civil en las políticas culturales. En relación al tema de las políticas hacia los medios García Canclini señaló la importancia de pensar en cómo los actores públicos pueden organizarse para que haya una cierta regulación en función de la mayoría, en función de la diversidad, de etnias, de grupos, de actores, de voces, “para que tengan micrófono.” Américo Castilla puntualizó en la necesidad de consenso entre la población en cuanto a los contenidos, evitando así la imposición estatal, mientras Teixeira Coelho destacó como una conquista fundamental del siglo 20 la invención de la sociedad civil con organizaciones como Greenpeace, etc.El hecho de que esta sociedad civil no tengaun rol protagónico en las políticas culturales es lo que, a su parecer, estanca las posibles colaboraciones en materia de política cultural entre estado e iniciativa privada. Esta realidad es la que enfrenta al sector cultural al verse en desventaja tanto por la fragilidad de las instituciones culturales estatales, como por la intervención privada a través de legislación como la existente en Brasil de mecenazgo. Este tipo de política, según Américo Castilla debe ser repensada en el sentido en que las instituciones culturales siguen perdiendo su presupuesto y los marcos estatales adolecen de capacitación y especialización en cultura.

El aliento creativo en las políticas culturales se discutió en relación al protagonismo que han ganado los jóvenes en la dinamización que hacen de la producción cultural al no polarizar su gestión entre estado e iniciativa privada. Es la percepción de todos que los jóvenes manejan los medios en pos de diversificar, ampliar y liberar su producción cultural como es el caso de músicos jóvenes estudiados en México por García Canclini, los cuales no tienen el interés de hacer discos sino que comparten su música colgándola en páginas web como my space. Son los jóvenes graffiteros de Brasil los que según Teixeira Coelho están redefiniendo y actualizando el arte contemporáneo y lo hacen sin necesidad de depender del estado y al margen de cualquier política cultural oficial o de iniciativa privada y, hasta agenciando redes comerciales más importantes que las que tienen las galerías comerciales en Brasil. Todo esto sin comprometer la calidad y el compromiso de su trabajo y costeado por sus propios bolsillos. Pero además, son también los jóvenes los que, para Américo Castilla, desarrollan nichos de gestión creativa en las oficinas de gobierno y aportan gran eficacia a la gestión de las mismas.

Éstos fueron algunos de los temas de los que, por espacio de casi dos horas, discutieron sin llegar a conclusiones que pudieran restar creatividad a la discusión Néstor García Canclini, TexeiraCoehlo y Américo Castilla. Una tarde en la que, aun cuando la posibilidad de inserción de creatividad en las políticas culturales, como señaláramos al principio, se leía lejana o hasta imposible, quedó esperanzada por la gestión de los jóvenes y los medios de comunicación. Ámbitos no reglamentados en los que predomina un cariz lúdico que, dependiendo desde donde se mire,  podría servir de estandarte para la innovación y la creatividad en las políticas culturales. Sin pretender esbozar una conclusión García Canclini terminó haciendo un llamado a que las políticas culturales dialoguen con la densidad de la experiencia cultural contemporánea: “Creo que una buena política cultural debería repensar cómo situarnos en esta densidad, esta variedad de escalas que va justamente desde la ciudad hasta el lugar más inmediato incluidas las instituciones tradicionales, clásicas y el cómo renovarlas, hasta estas nuevas redes que nos presentan desafíos tan vertiginosos.”

Descarga versión PDF: ¿Puede haber creatividad…? – Katsí Yarí Rodríguez Velázquez

Anuncios

Entry filed under: Debates de Política Cultural.

Interacciones Creativas 2010 – Documentación Recorriendo El Velorio: Pod-tour por un patrimonio cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

“[…] un mapa no para la fuga sino para el reconocimiento de la situación desde las mediaciones y los sujetos, para cambiar el lugar desde el que se formulan las preguntas, para asumir los márgenes no como tema sino como enzima.” (Jesús Martín Barbero, “Oficio de Cartógrafo”)

PROGRAMA EN ESTUDIOS INTERDISCIPLINARIOS, FACULTAD DE HUMANIDADES, RECINTO DE RIO PIEDRAS, UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO, APARTADO 23342, SAN JUAN, PUERTO RICO 00931-3342, TELÉFONO: (787) 764-0000, EXT. 7893 / 7087 mapacultural@yahoo.com gestionculturalupr@gmail.com

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: